Our Ocean Youth Leadership Summit, Oslo 2019

"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano"
Arthur Clarke

Alrededor del mundo miles de jóvenes vienen trabajando a fin de cuidar, mitigar el daño o convivir de manera adecuada con esas grandes inmensidades de agua que llamamos océanos. No obstante, si bien los océanos cubren el 75% de la superficie terrestre y proporcionan el 50% del oxígeno del planeta, apenas conocemos el 5% de sus profundidades. Es decir, es probable que se conozca más sobre el espacio que sobre los suelos oceánicos.

Este tipo de conferencias permiten conocer a personas del mundo entero que enfrentan los mismos problemas respecto a los océanos, pero quizá lo más beneficioso es estar expuesto a la cantidad de soluciones posibles que invitan a innovar respecto a las posibles acciones para generar impacto. Quizá la mayor enseñanza sea que efectivamente pequeñas acciones sí contribuyen para generar un gran cambio. Todas las iniciativas de los asistentes al Our Ocean Youth Leadership Summit son una muestra de esto.

Algunas de estas iniciativas incluyen “trampas de basura” que ayudan a limpiar ríos y reciclan la basura capturada (Recycled Island Foundation), educación en minimalismo para evitar la contaminación por sobreconsumo, impulso de limpiezas de playas, entre otros. Más aún, muchas de las iniciativas están vinculadas con la educación respecto a los océanos, cómo cuidarlos, qué problemas enfrenta y cómo lograr una economía azul sostenible.

Esto hace pensar que el trabajo que llevamos haciendo en The Millennials Movement es realmente importante y tiene eco en otros lugares. Es más, existe una infinita posibilidad de colaboración con todos los jóvenes líderes respecto a océanos. Nuestro Programa Embajadores Ciudadanos, el cual busca diseminar el conocimiento respecto a los ODS, y la campaña “Campeones por los océanos en los colegios” son prueba de nuestro gran compromiso no solo con el cumplimiento de la Agenda 2030, sino más aún con nuestra comunidad.

Mi participación en el bootcamp fue enfocada en carbono azul, el carbono azul es aquel que se almacena en los ecosistemas costeros y marinos como los manglares, marismas y pastos marinos, los cuales funcionan como sumideros de carbono. Lo importante es conocer que aunque estos ecosistemas son más pequeños que los bosques, secuestran carbono a un ritmo más rápido y el carbono que se encuentra secuestrado puede pasar allí miles de años. He aquí la importancia de cuidar estos ecosistemas ya que si son dañados pueden emitir una gran cantidad de carbono a la atmósfera contribuyendo al cambio climático.

La más grande enseñanza que uno puede llevarse de esta Cumbre es que debemos conocer más sobre el océano, no solo aprendí sobre el carbono azul sino también mucho más sobre economía azul, pesca sostenible, contaminación marina, entre otros. Quizá para conocer más e inspirarnos se puede empezar viendo Blue Plante II del admirable David Attenborough o haciendo limpiezas de playas, existe una infinidad de acciones para iniciar. Al final, debemos recordar, como lo señala una famosa frase, “no se puede amar lo que no se conoce, ni defender lo que no se ama”.

Tags:OceanoODS 14

Escrito por:

Christy Wong Bobadilla

Christy Wong Bobadilla

Economista con interés en macroeconomía, relaciones internacionales y sostenibilidad. Miembro de la organización de sociedad civil The Millennials Movement donde coordina el programa Embajadores.